Cuando el cristalino del ojo engorda y pierde transparencia, le es imposible enfocar o recibir la luz de manera correcta. Este es el problema ocular que se conoce como cataratas. Algunas causas de las cataratas son envejecimiento, diabetes, envenenamiento con metales pesados, exposición a la radiación, lesión ocular y uso de algunos medicamentos, como esteroides.

El síntoma principal de que se están desarrollando cataratas es la pérdida gradual e indolora de la visión. Las cataratas son la principal causa de ceguera en todo el mundo. De vez en cuando, las cataratas se hinchan y producen glaucoma secundario.

Las cataratas más comunes son las seniles, que afectan a la gente mayor de sesenta y cinco años. Este tipo de catarata suele deberse al daño que ocasionan los radicales libres. La exposición a los rayos ultravioleta y a los rayos X lleva a la formación de fragmentos químicos reactivos en el ojo. Estos radicales libres atacan las proteínas, las enzimas y las membranas de las células del cristalino.