Es el término médico del problema conocido popularmente como “mojar la cama”. Consiste en orinar con mucha frecuencia, e involuntariamente, en la cama. Esto es común en la primera infancia; también se presenta en algunas ocasiones al comienzo de la edad adulta y es frecuente entre las personas de edad avanzada.

Las causas (desconocidas) de este trastorno se centran en las alteraciones de la conducta, el sueño profundo, el consumo de altas cantidades de líquido antes de acostarse, alergias alimentarias, herencia, estrés, algunas deficiencias nutricionales y problemas sicológicos- Y uno que casi nunca descartan los médicos, la existencia de Espina Bífida, esto es una malformación del tubo neural congénita por la que uno o mas arcos vertebrales no se han fusionado.

En los niños menores de cinco años, la causa más frecuente es, sencillamente, el tamaño de la vejiga: suele ser demasiado pequeña para retener toda la orina que se produce durante la noche. Esta clase de enuresis generalmente se supera. Los niños más grandes mojan la cama de vez en cuando, pero dejan de hacerlo espontáneamente al comienzo de la pubertad. Enfermedades como diabetes e infecciones del tracto urinario pueden también ocasionar enuresis.