El Dr. Amérigo presentó el día 26 de septiembre, su libro “Chef Doctor: Enfermedades Crónicas y Alimentación”. Asistieron entre otros, el Primer Ministro de Sanidad y Seguridad Social de la Democracia, Enrique Sánchez de León, que ha escrito el prólogo.

En la presentación, Sánchez de León dibujó la figura del Dr. José Antonio Amérigo definiendo a los dos como “viejos rockeros”. Ambos están en activo y todavía tienen mucho que decir.

El Dr. Amérigo fundó en 1976 el Sindicato Médico en España. En 1978 cuando la transición política de Adolfo Suarez, Enrique Sánchez de León fue nombrado Ministro de Sanidad y Seguridad Social. Los dos tuvieron encuentros y desencuentros aunque militaron en el mismo partido, la UCD.

Amérigo se ha distinguido toda su vida por lanzar proyectos en el campo de la medicina y en el periodismo. Acaba de cumplir ahora 50 años de profesión médica y periodística.

En un ambiente muy agradable, los dos debatieron sobre la importancia de las Enfermedades Crónicas y la Alimentación. El libro editado por la Editorial Arcopress, y escrito en un lenguaje coloquial para profanos, tiene 282 páginas, entre las que se encuentran 118 Enfermedades. En ellas se describen desde el nombre, la etiología, la sintomatología, el diagnóstico, y la prevención. Y la segunda parte trata las mismas dolencias, pero con las pautas alimentarias que deben de llevarse. Todo ello aplicando las normas de la Dieta Mediterránea. Esas pautas deben seguirse por las personas mayores de 50 años, y todas las personas que tengan una Enfermedad Crónica.

Como citó el Dr. Amérigo, hay que seguir la máxima descrita por Hipócrates de Cos “que el alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”.

Desde la forma de cocinar los alimentos, hasta el uso de la sal, de las grasas trans y mínimas grasas saturadas, cocinar sin añadir azucares refinados, son las tres normas básicas de la alimentación moderna. Platos que deben incluir al menos dos piezas de fruta al día, verduras y hortalizas dos veces al día también y dos o tres veces al día cereales. Y se completa el 50% restante con pescados, huevos, leche y derivados lácteos, legumbres, y carnes blancas. Para terminar con un 10% de alimentos, 5% para carnes rojas y 5% para dulces y repostería.

Como dijo el Dr. Amérigo, no se trata de dietas al uso de adelgazamiento, se trata de la Dieta Mediterránea, que es al final una forma de hábito de vida.

Sin olvidar la pauta esencial en la Dieta Mediterránea, que es tomar, 40/50 ml diarios de Aceite de Oliva Virgen Extra. Unido al agua mineral o del grifo higienizada. Todo ello “aderezado” con ejercicio físico diario entre 30 y 60 minutos para culminar una vida saludable.

Acompañaron a la presentación, Clara Villanueva y Alfonso García-Valenzuela, Secretaria General y Vicepresidente de la Asociación Española de Enfermos y Enfermas con Enfermedades Crónicas – CRONIC