Entre los planes del Gobierno Socialista-Comunista que dirige Pedro Sánchez junto con Pablo Iglesias, la noticia ha saltado hace pocos días. La Muface, la mutualidad de funcionarios, parece que va a desaparecer. Eso significa que también van a desaparecer viejos y malos hábitos que han durado muchos años. Una Mutualidad que ha amparado a jueces, fiscales, y funcionarios y que ha estado dotado siempre de privilegios. ¿Por qué? ¿Por qué los jueces de este País pueden acudir a las consultas privadas, pueden alojarse en hospitales privados y por tanto no seguir el régimen de la Seguridad Social, que teóricamente ampara a todos los españoles?

Pero la Muface desde su fundación se ha distinguido por no querer saber nada del resto de los españoles. Un sistema absolutamente sectario que ampara curiosamente entre otros a los que dictan sentencias. ¿Es eso justo como decimos desde la Asociación CRONIC, en un País donde las listas de espera son la lacra de la Sanidad Española? ¿Hay derecho que un español medio tenga que esperar a que el Sistema de Salud lo atienda sufriendo una lista de espera de entre tres y seis meses? Porque esa es la sanidad española. Eso no existe en los Países Europeos, ni en Australia, ni en Canadá.

Pero a los usuarios de Muface no les ha importado para nada las listas de espera. Era muy sencillo. Perteneciendo a la Muface, sus afiliados no tenían que atender listas de espera, y las consultas médicas particulares y los hospitales privados estaban encantados de atenderles. Era como dos divisiones. La primera división, que no son los ricos, porque los ricos se pagan sus visitas médicas privadas, es atendida por los funcionarios de la Muface. Y la segunda división es decir el 98% restante a sufrir.

Desde CRONIC hemos denunciado esta situación que nos parece absolutamente indigna. Apoyarse en una política de privilegios, hunde los sistemas. Algo que está a punto de producirse.

Los defensores de la Muface argumentan que el sistema es rentable. Y la pregunta que nos hacemos es ¿Por qué si es rentable no la extendemos al resto de los ciudadanos? Porque desde nuestra Asociación CRONIC, veríamos de mil amores que la Muface se extendiera a todos los españoles.

Parece que los tiempos que corren, no solo por el Covid 19, sino antes del Covid 19, se estaba preparando por el Gobierno la desaparición de la Muface y por ello los privilegios a los funcionarios públicos.

Queremos dejar claro que en España hay funcionarios excelentes como en el resto del País, no son realmente culpables, los auténticos culpables son los que han mantenido año tras año con privilegios para unos y para otros. Por tanto, desaparecida la Muface, la pregunta que nos tenemos que hacer es si el Sistema de Salud pública de este País (que muchos pensamos que nos es tan bueno) va a poder absorber a los funcionarios en su Sistema de Salud. Van a ser miles, e incluso millones de personas las que se van a ver perjudicadas por este cambio. ¿Significará que la Seguridad Social va a poner mucho más dinero para evitar colapsar la Sanidad Pública?

El Ministro Illa después de la desastrosa gestión de la pandemia, donde han fallecido más de 40.000 ciudadanos en España, ha aventurado que el Estado tenía que pasar a un 7,5% en los gastos de sanidad, muy lejos del 3% que España ha dedicado durante muchos y muchos años a la sanidad pública. Si el Ministro Illa cumple ese 7,5% del presupuesto que dice que va a dedicar a la Sanidad, entonces eso sería ideal. Aunque en realidad después del Covid 19, España tenía que hacer un esfuerzo cercano al 10% para paliar el desastre que ha significado para la sanidad el Covid 19.

Sabemos que los gobiernos, generalmente prometen, pero no cumplen. Pero lo vamos a ver. Vamos a ver, que es lo que queda de los 140.000 millones destinados a Sanidad que ha dado Europa a España. Nos tememos, que este gabinete formado por Sánchez e Iglesias y su camarilla, van a hacer el ridículo de nuevo, como han hecho el ridículo durante los dos primeros meses de la pandemia. Que han hecho el ridículo no solo de no haber avisado a tiempo de lo que se venía encima, no solo del escándalo de las mascarillas (vergonzante) si no lo mas importante la falta de protección y de test PCR para el personal de la Sanidad. Y, por último, el ridículo que ha hecho el medico Fernando Simón al frente de la pandemia. Le ha quedado muy grande el cargo y al final se ha creído un político, de tanto “chupar cámara” en los telediarios. Con este Gobierno nos tememos lo peor.

Desde nuestra Asociación CRONIC seguimos diciendo ¡Muface para todos los españoles!

Dr. José Antonio Amérigo